INFO@CENTROCLIMA.ORG | |

Nicaragua

PERÍODO CANICULAR.
El período canicular podría presentar un comportamiento más seco (moderado) entre los últimos días de julio y mediados de agosto en todas las regiones del país, es decir con pocos acumulados de lluvia y mayor cantidad de días soleados.

FINALIZACIÓN DEL PERIODO LLUVIOSO
Es probable que la finalización del periodo lluvioso, comience a percibirse durante la segunda decena de octubre en la Región del Pacífico y las Zonas Centrales y Occidentales de las Regiones Norte y Central, en donde las precipitaciones irán disminuyendo tanto en acumulados como en su frecuencia hasta reducirse a finales de octubre.

COMPORTAMIENTO ESPERADO DE LOS TOTALES DE LLUVIA PARA EL SEGUNDO SUBPERIODO LLUVIOSO
En los meses de agosto a octubre es muy probable que, el comportamiento de la lluvia presente valores deficitarios en la región del Pacífico y las zonas Centrales y Occidentales de las regiones Norte y Central que abarcan la zona del corredor seco y las zonas ubicadas entre las cordillera Chontaleña y el Lago Cocibolca o de Nicaragua exceptuando la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte y Sur, en donde se esperan valores normales en relación con su norma histórica, al igual que las zonas orientales de las regiones Norte y Central que abarcan los sectores de san José Bocay, Rancho Grande, el Tuma -La Dalia, Río Blanco, Matiguas, Muy Muy, Camoapa, La Libertad, Santo Domingo, Villa Sandino, El Coral y sectores aledaños.

Para estas zonas, las lluvias podrían tener un comportamiento regular con una frecuencia de cada cuatro a cinco días lo que permitiría mantener humedad en los suelos, favoreciendo el desarrollo de los cultivos de postrera.

En las regiones del Pacífico y las zonas ubicadas al Occidente de las regiones Norte y Central, aunque se esperan déficit de lluvia, estas podrían favorecer en más de un 50 % la demanda de humedad de los cultivos.

Los acumulados de lluvias podrían variar mes a mes, esperándose en agosto acumulados de lluvia por debajo de lo normal en todas las regiones del país. En septiembre, que es uno de los meses con mayores acumulados de lluvia, es probable que sean más regulares con respecto agosto, no obstante, se esperan déficit en la región del pacífico y la parte occidental de las regiones Norte y Central, en octubre existe una alta probabilidad de que se mantengan los déficit en los acumulados de lluvia en la región del pacífico, así como en la parte Central y occidental de la región Norte y Central, al igual que en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte y Sur.
La finalización del periodo lluvioso se prevé que inicie gradualmente a partir de mediados de octubre (15 de octubre) esperándose una segunda quincena más seca de lo normal. No obstante, tanto en las zonas orientales de las regiones Norte, Central y las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Norte y Sur persistirán las lluvias ligeras y aisladas durante noviembre.

Acumulados de lluvia esperados.
En la zona Pacífico Occidental (Departamentos de León y Chinandega) se espera que los acumulados de precipitación varíen entre 375 mm en las zonas de La Paz Centro, Villa Nueva, Jicaral, Larreynaga, Santa Rosa del Peñón y 750 mm en los sectores de Chinandega, El Viejo, Achuapa, y sus alrededores; en la zona Pacífico Central (Departamentos de Managua, Masaya, Carazo y parte de Granada) los acumulados de precipitación en el trimestre oscilarán entre 250 mm en los sectores de San Francisco Libre, Tipitapa y Mateare y 620 mm en la zona del Crucero y Meseta de los Pueblos; la zona Pacífico Sur (Departamento de Rivas) presentará acumulados de lluvia entre 350 mm (en los sectores de San Juan del Sur y Tola) y 675 mm en el sector de Nandaime, Isla de Ometepe y la parte Sur de la cuenca del Lago de Nicaragua.

En la Región Norte (Departamentos de Matagalpa, Jinotega, Estelí, Madriz y Nueva Segovia), los acumulados de lluvia oscilarán entre 300 mm en el sector Occidental y Central Sébaco, Ciudad Darío, San Isidro, Terrabona, Condega , Estelí, San Juan de Limay, Ocotal, Mozonte, Yalagüina, Palacaguina, Totogalpa, San Lucas, Macuelizo y Telpaneca y 610 mm en el sector Oriental El Cuá, Bocay, El Tuma-La Dalia, Murra, Jalapa, Quilalí, El Jícaro, Wiwilí, Río Blanco y Rancho Grande.

En la Región Central (Departamentos de Boaco, Chontales y sector Oeste y Central del departamento de Río San Juan) los acumulados de precipitación oscilaran entre 275 mm en los sectores de San Lorenzo, Santa Lucía, Teustepe, Cuapa, Juigalpa y Comalapa, y 775 mm en los sectores de Santo Tomás, La libertad, Villa Sandino, San Pedro de Lóvago, El Coral, El Almendro, Morrito San Miguelito y San Carlos.

En la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte los acumulados de precipitación oscilaran entre 700 mm en el sector oeste (Mulukukú y Lisawé) y 1100 mm en el sector de Waspam; en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, los acumulados de precipitación presentaran rangos entre 600 mm en los sectores de Muelle de los Bueyes y Nueva guinea, y 1400 mm en los sectores ubicados entre Bluefields y San Juan de Nicaragua.

CONCLUSIONES Basados en los análisis y resultados del probable comportamiento del segundo subperiodo lluvioso ASO, se espera que las precipitaciones sean deficitarias en las Región del Pacífico y las zonas occidentales de las regiones Norte y Central, en donde los déficit podrían oscilar entre el 30 y 40 %, no obstante, los acumulados de lluvia del trimestre y la distribución de las lluvias podría permitir el desarrollo óptimo de los cultivos en un 80 %, lo que estará en dependencia de la fecha de siembra, el cultivo y la semilla utilizada; para las zonas centrales y orientales de las regiones Norte y Central es probable las lluvias se aproximen al rango de lo normal , permitiendo el desarrollo adecuado de los cultivos tradicionales de dichas zonas, sin embargo, en el caso de granos básicos se recomienda utilizar variedades que se adapten a las condiciones climáticas esperadas.

El grupo agro meteorológico del Gobierno de reconstrucción y Unidad Nacional (GRUN), recomienda realizar con tiempo todas aquellas labores de preparación de tierra y semilla que permitan un desarrollo óptimo de los cultivos, iniciar las siembras cuando los suelos se encuentren con la humedad adecuada que permita un alto porcentaje de germinación de la semilla, contar con la semilla aptas para su zona, utilizar las recomendadas por las instituciones de apoyo, preparar obras adecuada para la conservación de la humedad del suelo y mantenerse informado de las condiciones climáticas dadas a conocer por las instituciones creadas para tal fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *